Técnicas de regulación emocional

Mujer aprendiendo técnicas de regulación emocional
Técnicas de regulación emocional mujer sintiendo
Cuando no hemos aprendido técnicas de regulación emocional ocurre lo que ya sabes, que nos descontrolamos y empezamos a tener reacciones muy diversas.

¿Cuántas veces te has encontrado dándole vueltas y vueltas a una situación concreta o a pensamientos que no hacen más que preocuparte y elevar tus niveles de estrés? Muchas, ¿verdad? Y ¿cuál ha sido el resultado? ¿Nervios, dolor en el estómago, sudores, temblores, pulso acelerado, sensación de falta de aire…?

Sé que tu respuesta ha sido un no rotundo. Entonces, te animo a que te quedes en esta página y conozcas algunas de las técnicas de regulación emocional más efectivas para que empieces a ponerlas en práctica ya mismo ¡Adelante!

¿Para qué sirven las técnicas de regulación emocional?

neon corazón roto cuando las emociones se descontrolan
Las técnicas de regulación emocional son herramientas que los seres humanos tenemos o adquirimos para saber controlar nuestras emociones, que no nos dominen ni nos dejemos llevar por ellas.

Somos nosotros quienes decidimos cómo las experimentamos y las expresamos. 

Comprender, conocer y admitir las emociones es el procedimiento que deberíamos seguir para poder manejarlas.

Técnicas de regulación emocional, ejemplos

chica enfadada y mirando hacia abajo cuando no sabes regular las emociones técnicas
Un ejemplo claro es como afectan el miedo y la ira. Éstas son dos emociones básicas que surgen ante un peligro y además son necesarias, porque nos ponen en situación y nos hacen reaccionar.

La importancia de aplicar técnicas de regulación emocional viene cuando ese miedo o esa ira se activan ante hechos que no lo requieren. En vez de darte información correcta, te están perjudicando y causando malestar. Y lo más probable es que la respuesta que se produzca sea una conducta inapropiada. 

Por lo que el resultado ante una circunstancia determinada dependerá mucho del nivel de autorregulación emocional que tengas.

¿Es realmente importante adquirirlas?

manos que se tocan técnicas de regulación emocional
, lo es. Porque cada persona ante una circunstancia, un hecho, una idea o un pensamiento siente y reacciona de diferente manera.

Hay quienes tienen muy buen control y manejo de sus emociones y en cada situación que se da en su vida, saben mantener la calma para tomar la decisión más acertada o necesaria.

Otras personas en cambio, no saben cómo proceder y lo hacen de manera impulsiva sin pararse a pensar, solamente dejándose llevar por lo que sienten en el momento. 
chico aprendiendo técnicas de regulacion emocional

Detectar emociones con técnicas de regulación

Para que nuestro sistema de regulación emocional sea eficiente debe ser flexible. Saber la justa medida en la que una emoción debe surgir ante un contexto determinado y hasta dónde vamos a permitirle que nos manipule y nos afecte.

Ni somos esclavos de lo que dictan nuestras emociones ni debemos anularlas por completo. Ha de haber una moderación y un equilibrio coherente y meditado entre lo que se siente y lo que se piensa.

Estrategias de autorregulación emocional

Recuerda tus virtudes y tus logros
Reafirmarte en tus virtudes y tus puntos fuertes es una muy buena estrategia para saber gestionar los sentimientos. Consiste en pensar qué te está provocando esa emoción concreta y reducir mínimamente el significado negativo. Por ejemplo: En vez de enfadarte porque no has hecho tu rutina de deporte diaria, piensa que siempre cumples con tus objetivos y eres muy disciplinada. No es tan grave. Si buscas otro punto de vista cuando la intensidad emocional aun es baja, vas a tener el tiempo suficiente para darle la vuelta a esa emoción que te está amargando el día sin sentido.

Distrae tu atención hacia algo en concreto
Esta técnica se trata de que te desvincules por completo de lo que estás sintiendo y no te hace bien. Y centres tu atención en pensamientos neutrales. Evitarás también que se manifiesten de forma intensa. Por ejemplo: En vez de pensar en la nota del examen que has suspendido, piensa en algún acontecimiento que tengas próximamente y te haga ilusión. Es una técnica útil para quitar importancia a una situación hoy te va a parecer insoportable y mañana la vas a ver desde una nueva perspectiva y como una forma de motivación hacia un nuevo objetivo.
Técnicas de regulación emocional
Piensa en tu futuro más inmediato
Cuando sientes emociones muy intensas, sobre todo, cuando sientes que estás muy enfadada, nerviosa, frustrada o triste, sólo te parece importante lo que te está ocurriendo en ese preciso momento y por lo tanto tomas decisiones en base a ello. Pero ¿crees que seguirás sintiendo lo mismo los próximos días? No, todo tiene su subida y también su bajada. Pensar en un futuro inmediato y las consecuencias de dejarte llevar por una emoción momentánea, hará que sopeses los pros y contras y que mantengas el control. No tardarás mucho en agradecértelo.


Preocúpate más tarde
Está demostrado que cuanto más te esfuerzas en olvidarte de algo, más se cruza por tu mente. En cambio, cuando dejas de pensar durante un momento, cuando te das el permiso para posponerlo, la carga emocional es muchísimo más baja. Y por lo tanto la magnitud es menor. Lo que te llevará a preocuparte muchísimo menos y ver las cosas de un modo diferente.

Piensa en lo peor que pueda pasar
No es cuestión de dramatizar, pero si que es cierto que cuando algo te está preocupando y te paras a pensar en el peor de los escenarios posibles, con todo lujo de diálogos, detalles, imágenes y sonidos, te  ayudar a relativizar el problema y por lo tanto a sentirte mejor instantáneamente ¿A qué esa experiencia que has imaginado no ha sido tan mala? Practícalo.

Escribe un diario emocional
Ya sea en tu libreta, en tu tablet, tu móvil, tu ordenador… donde quieras. Empezar a escribir diariamente como te siente te ayuda a sacar tu carga emocional. Por lo tanto es una forma muy sana y recomendable de extraer lo que llevas dentro. Además, al tener tus anotaciones diarias puedes ir ojeándolas con el paso de los días. Seguro que en un tiempo verás esos “grandes problemas” mucho más pequeños. Y la respuesta emocional será muy diferente. Puede que incluso te rías. Haz la prueba, ya verás. 

Lo más importante, encuentra el motivo de tus emociones

pluma que cae técnicas de regulacion emocional
Esta técnica que te explico a continuación, se centra en que sepas encontrar la raíz de lo que te preocupa cuando no sabes determinar el por qué. 

Muchas veces somos conscientes de qué es lo que nos está provocando una emoción desagradable y sabemos distinguirla. Otras veces la cosa no es tan fácil. 

Lo que debes hacer con tu pensamiento inicial es formularte preguntas hasta que des con el origen del pensamiento negativo y que, por lo tanto, se traduce en una fuerza emocional bastante incómoda y dañina. Así que haz lo siguiente: 
chica sabiendo lo importante que es tener técnicas de regulación emocional

Utiliza esta técnica para regular las emociones en tu día a día

El ejemplo anterior lo puedes utilizar ante cualquier pensamiento o idea que te ronde por la cabeza. La repetición genera una cadena de pensamientos negativos y al repasarlos podrás determinar cuáles son las creencias contraproducentes que generan estas emociones tan perjudiciales.

Debes tener presente que llegar a las emociones que tenemos guardadas a veces resuelta difícil, sobre todo cuando lo hacemos por cuenta propia. Pero no es imposible, solo tienes que intentarlo.

Piensa que siempre puedes contar con un profesional que te acompañe en este proceso, que te guíe para desenterrar tus emociones más ocultas y empezar a hacer los cambios oportunos. Consiguiendo herramientas para generar muchísimo más bienestar en tu vida, que es lo que realmente te mereces. 
Quiero aprender técnicas de regulación emocional