Técnicas para Manejar y Controlar el Estrés

Mujer aprendiendo técnicas para controlar el estrés
Mujer experimentando estrés
Aprender técnicas para controlar y manejar el estrés debería ser una asignatura obligatoria en nuestra vida. Todos sentimos esa presión en algún momento, lo que no es normal es que sea nuestra fiel compañera día tras día.

Si quieres aumentar tu calidad de vida considerablemente y liberarte del estrés, empieza a poner en practica desde hoy mismo los consejos y las herramientas que te traigo. ¿Vamos a ello?

Las mejores técnicas para manejar y controlar el estrés:

Lo primero: Reconoce el estrés

formas de colores que es el estres
Para poner en practica técnicas o métodos antiestrés es fundamental que aprendas a reconocer su presencia en tu vida. Y aunque todos experimentamos estrés, cada persona lo manifiesta a su manera.

Es posible que puedas sentir enfado o estar irritable, que aparezcan dolores físicos que te pongan en alerta o que te cueste coger el sueño. Solo determinando cómo hace su aparición estelar podrás empezar a trabajar para combatirlo.

Además, debes percatarte de en qué situaciones de tu día a día aparece el estrés. Sean relaciones, el trabajo, algún problema de salud, la pareja, la secuela de un trauma reciente…Al comprenderlo pones en marcha tu propio protocolo de actuación para liberar tensiones y aumentar tu bienestar. 
chico el estres como afecta

La importancia de manejar y controlar el estrés

Es tan importante aprender a manejar y controlar el estrés como alimentarse saludablemente. Y es que mantenerlo bajo control nos permite gozar de buena estabilidad emocional, algo que repercute de manera directa en todos los aspectos de nuestra vida. 

Conseguir estar tranquilos nos llevará a desarrollar nuestras funciones diarias de manera óptima, a ser más conscientes y en definitiva a ser un poquito más felices.

Además, sobrecargarnos de estrés nos va a pasar factura, tanto a nivel mental, emocional como físico. La depresión, la ansiedad crónica, los dolores persistentes…son el fruto del machaque constante al que nos sometemos.

¿De verdad estás dispuesta a llegar a estos límites?

Consejos y métodos que puedes poner en práctica

Establece prioridades 

Decide qué es prioritario en tu vida y qué tareas pueden esperar para más adelante o cuando tengas algo de tiempo. Es muy importante que sepas decir no, sobre todo cuando te encuentres sobrecargada. 

red de apoyo antiestrés
Red de apoyo
Cuando sientas que no puedes más o que algo te asfixia “levanta la mano”. Apoyarse en personas cercanas es una buena estrategia para salir adelante sin llegar a elevar los niveles de ansiedad o estrés. Habla, desahógate y dosifica. Tus seres queridos estarán ahí siempre para ti.

Evita pensar en los problemas
Si algo está demostrado es que pensar compulsiva y obsesivamente en algo no soluciona absolutamente nada. Debes aprender a no excederte más de lo necesario y no caer en el error de pegar vueltas y vueltas a un asunto que no está bajo tu control. Piensa en positivo y en todo lo que has logrado hasta el momento. No dediques tiempo a autosabotearte. 

Más métodos que te ayudarán a controlar tu estrés

Aprender a controlar y manejar el estrés
Disfruta
En la vida debe haber tiempo para todo. Tienes que guardarte momentos del día para ti misma y para tus hobbies. Lee un libro que te guste mucho, medita, haz jardinería, escucha música, baila, canta…Haz lo que tú quieras, pero alégrate el alma.

Duerme lo suficiente 
El sueño es lo que nos recarga física y mentalmente. El estrés y los pensamientos intrusivos hacen que no podamos dormir de manera plácida y profunda. Ten en cuenta que la calidad y cantidad de sueño afectan considerablemente al estado de ánimo, al nivel de energía y a la concentración. Aplica una rutina previa a tu descanso que sea tranquila y relajante.

Enciende la música
Escuchar música o tocar algún instrumento hace que el estrés baje considerablemente porque proporcionan una distracción inmediata, reducen la tensión muscular y hacen que la mente se deje llevar por el sonido. Dale al play y comienza a relajarte. 

Otras técnicas antiestrés para poner en práctica

Practica ejercicio físico
Lograr un buen estado físico es súper positivo para combatir el estrés. Al aumentar tu resistencia física, potencias también la psicológica. Cuanto más fuerte se encuentre tu organismo, su funcionamiento y tu capacidad física más preparada estarás para hacer frente a cualquier problema que te genere ansiedad. 

Control de la respiración
Cuando una situación nos pone nerviosos o nos tensa, tendemos a respirar de manera rápida y agitada. Esto hace que nuestra capacidad pulmonar sea mucho más baja, que tengamos peor oxigenación, que hagamos un mayor gasto de nuestros recursos y que aumente la tensión acumulada. Aprender a calmarte y respirar adecuadamente permite que tengas un mayor control de tu cuerpo, que no se dispare el pulso, que no entres en pánico y que te focalices en lo importante. 
Detención del pensamiento 
Ya sabes que pensar en exceso no soluciona nada, al contrario, te retroalimenta y fortalece muchísimo más la aparición del estrés.

Por lo tanto cuando aparezca alguna idea recurrente y dañina, que te altere o sea negativa, debes interrumpirla de manera inmediata y sustituirla por otra más positiva. 

Asertividad 
Practicar la asertividad te dará mayor capacidad para expresar ante los demás sentimientos, deseos y necesidades de manera libre y clara. La finalidad es que consigas alcanzar aquello que te propongas respetando los puntos de vista de los demás y los tuyos propios.
tips para concur el estrés

Técnica para controlar el estrés y solucionar los problemas

Hay personas que cuando no son capaces de resolver un problema se frustran, y la ansiedad, el estrés y la impotencia se ceban sobre ellas. Mediante esta técnica podrás averiguar o decidir cuáles son las respuestas más adecuadas para conseguir resolverlo sin llegar a tu límite. 

Y lo mejor de todo es que lo puedes poner en práctica donde sea: ámbito laboral, social, deportivo….
mujer tecnicas para manejar el estres

¿Qué hago si no consigo mejorar el estrés?

La respuesta es clara: debes ponerte en manos de un profesional que te oriente y te guíe de manera inmediata, antes que afecte severamente a tu salud. 

Sentirte abrumada, agobiada, que todo te supera y que no eres capaz de vivir en buenas condiciones es una señal inequívoca de que esa rutina que te has impuesto debe cambiar por otra que sea más saludable. 

Un acompañamiento te va a permitir que sueltes el lastre que llevas contigo, que dosifiques y relativices los problemas y que aprendas técnicas y herramientas para empezar a ver la vida con mucho menos drama y más humor. 

Artículos relacionados:

Quiero recibir tips para mejorar y controlar mi estrés